La Catedral

Se encuentra en el corazón de la ciudad. Es una construcción que en su conjunto reúne características que la hacen ser majestuosa. Su diseño arquitectónico y sus detalles ornamentales son únicos y de una calidad indiscutible, sólo basta mirar sus catorce esculturas de origen europeo.

La Catedral abarca toda la manzana donde convergen las calles Benito Juárez, Guillermo Nelson, José María Canizales y 21 de Marzo, en el corazón del centro de la ciudad, a tan solo una cuadra del Mercado Pino Suárez y frente a la Plazuela República, donde también se ubica el Palacio Municipal.

Su construcción se inició en el año de 1875 y se terminó en 1899. El templo fue consagrado en 1937 en honor de la Purísima Concepción. Nuestra catedral es considerada la más hermosa del noroeste de México. Su atrio enrejado la hace lucir impresionante, en el cual se pueden admirar tres monumentales representaciones, dos de cristo como rey y en otra del recién canonizado indio san Juan Diego, mostrándole al obispo fray Juan de Zumarraga el ayate con la aparición milagrosa de nuestra señora de Guadalupe.

La iglesia tiene una marcada influencia gótica, en el exterior ostenta dos esbeltas torres; en el interior tiene tres naves rematadas por sendos altares, el decorado es completamente barroco con tendencias exuberantes, por lo cual es un verdadero mosaico de estilos. No podemos dejar de elogiar su enorme candil central y los candiles colocados a lo largo de los pasillos laterales, adornados profundamente de finísimos cristales cortados franceses, instalados en el año de 1950. Sin embargo la joya de catedral es su extraordinario órgano construido en Paris por el fabricante Arístides Cavaillie – coll ( 1811-1899 ) se cree que fue el día 17 de mayo de 1899 fecha que por primera vez fue tocada para deleite de la grey católica mazatleca.

Detalles:
Horas7am a 8pm
DíasDiario
RopaPantalón largo y camisa/blusa con manga - No shorts ni sandalias